Quizá todavía podamos recuperar el tiempo perdido, el de la Ilustración, que impidió modernizar nuestro país y que entrase en la Modernidad en su más amplio espectro y, en el caso concreto al que voy a referirme, en la Modernidad Musical.