Como bien sabemos y sufrimos por experiencia y paciencia propias, la pandemia nos ha impuesto entre otras muchas cosas la llamada distancia social, la restricción del contacto y de la cercanía física. Toda una norma que además de su utilidad epidemiológica arrastra una cultura muy arraigada en la sociedad.
Llevo unas semanas intentando escribir algo sobre la pandemia provocada por el coronavirus y creo que nunca me he encontrado en tal situación de aridez, de carencia mental y creativa, de silencio abrasador, al menos en el primer tiempo de la estancia del virus entre nosotros. Las imágenes más adecuadas …
La interrogación básica por la felicidad personal es la pregunta del millón. Claro que dicha pregunta va estrechamente ligada al bienestar colectivo en su sentido más integral y totalizador, al concepto global de felicidad.
Resistir
Estamos asediados pero no vencidos. nos importa el sentido que tiene la vida, el ácido valor del sufrimiento, la brillante luz del pensamiento; combatir la pobreza, defender la utopía, recuperar la vida cotidiana. resistir el embate de este mundo vacío de horizonte, seductor, frustrante, impetuoso, sacudido por vientos y preguntas …