Los psicólogos –o al menos algunos de ellos- suelen diferenciar los sentimientos de las emociones. Atribuyen a las emociones mayor intensidad y duración en el tiempo, dado también su impacto más profundo en el organismo con las consiguientes secuelas físicas. Los sentimientos acostumbran a ser más leves, variados y pasajeros, …