Juntas somos más

Se dice que el siglo XXI será el de las mujeres o no será. Aunque algo tarde parece que comienza a hacerse realidad. La ONU también lo ha declarado el siglo de la mujer.

Juntas somos más, es la frase con la que empieza el manifiesto de la convocatoria para la primera huelga de mujeres de la historia, y se espera que tenga seguimiento en 177 países. En España la convoca la Comisión del 8 M, plataforma en torno a los movimientos feministas.

Como suele ocurrir en estos casos la convocatoria no es unitaria. Así la convocante, la CNT y la CGT han decidido una huelga de 24 horas, mientras que CCOO y UGT paros de dos horas. Por vez primera se suman sindicatos y partidos excepto el PP y Ciudadanos.

El PP se desmarca de la convocatoria porque argumenta que es una huelga “elitista”, que sólo sirve para “enfrentar a hombres y mujeres” y que las convocantes “desean acabar con el modelo de sociedad democrática”. Los del partido naranja dicen que es “ideológica”. Casi es innecesario decir que en momentos así, es cuando se ve quien es quien.

El manifiesto señala que “sin mujeres se para un país” y denuncia “la violencia, las cargas que ellas soportan y obligan a la sociedad a repensar el modelo establecido de convivencia, de trabajo, de consumo y de cuidados”. No llaman a los hombres a participar en los paros, pero sí que faciliten a las mujeres a que realicen la huelga. No es sólo una huelga laboral, es también por la precarización del trabajo de la mujer, los cuidados que realizan para sus hijos y padres que conforman la doble y triple jornada. A las trabajadoras domésticas, que no pueden realizar la huelga, les animan a que cuelguen sus delantales.

Entre las convocantes está el colectivo Kelly, limpiadoras de hoteles; las espartanas de Coca Cola, madres contra la droga, escritoras, periodistas, artistas y un largo etc. Hasta más de 300 asociaciones y movimientos feministas. La huelga está dirigida principalmente a las mujeres porque el movimiento quiere poner de manifiesto “el peso que tiene la mano de obra femenina en la economía de todo el país”.

El recorrido y la huelga están autorizados por la Delegación del Gobierno en Madrid.

Los argumentos de la Comisión 8M es amplio, como lo son las diversas problemáticas que afrontan las mujeres por el hecho de serlo. Denuncian las violencias machistas en todas sus formas, exigen un mayor presupuesto para combatirlas, pero también ponen el foco en la mayor precariedad de la mujer en el mercado de trabajo, las barreras a su promoción laboral y profesional así como la brecha salarial. Según datos se cifra que la misma es del 23%. Situación que las NNUU consideran que es el “mayor robo de la historia”. Traducido a datos la media es que las mujeres cobran 6.000€ menos que los hombres al año, con las consecuencias que se derivan en su día a día y a la hora de la jubilación. La brecha salarial incide en todos los sectores y en todos los salarios. Para poner fin a tal situación PSOE y Podemos-Izquierda Unida, han llevado al congreso, por separado, una proposición de ley. La del partido morado fue aprobada sin ningún voto en contra y 127 abstenciones. La bancada del gobierno estaba vacía en la presentación de la misma.

Juntas somos más, no debe quedarse en una mera frase, las mujeres se enfrentan a un entorno de desigualdad en materia de trabajo, salud, empleo, hogar y derechos, por mencionar solo algunos aspectos. El movimiento feminista lo sabe bien y anima a dar una amplia respuesta a su convocatoria.

Dejar una respuesta