Darse de baja de internet, desenchufar los radiadores, hacer pañales con sábanas o pedir ayuda para medicinas son vías a las que están recurriendo muchos jóvenes emancipados, familias con hijos o mujeres solas en situación precaria, a quienes no llega un sistema de protección social desbordado por la pandemia un año después del inicio de la crisis. Leer más…