Hace 50 años, Allende conquistó el poder en Chile. Tres después, fue derrocado por un golpe militar que alentó EE UU y que impuso el terror y un proyecto neoliberal. Su lucha contra la desigualdad sigue viva.