Mas que un balance de lo que nos ha caído encima en 2020, parece oportuno plantearse que se puede esperar del año próximo. Es necesario hacer esfuerzos por entender que esta pasando, porque solo si se es capaz de pensar y entender los problemas que hay delante se podrá plantear colectivamente soluciones que permitan cambios de valores y costumbres, y la creación de oportunidades, para abordar transformaciones sociales que no solo ayuden a capear el corto plazo, sino que permitan cambiar la deriva que nos arrastra hacia males aun mayores …
Es posible que cause sorpresa leer que en Prosperidad hay infravivienda y hacinamiento, por eso conviene conocer los resultados de un estudio realizado el año pasado por la Junta Municipal de Distrito a propuesta de la Asociación Vecinal Valle Inclán de Prosperidad.