A finales de esta primavera se promovió una acción poética desde la Aso, han pasado unas cuantas semanas y la brisa de aquellos versos puestos en pie por voces cargadas de optimismo han dado su fruto.

En el intermedio del evento se pidieron gafas para que el equipo de oftalmología del hospital Clínico San Carlos, a través de Aula Dr. Pedro Zarco, las llevara a África, Pepa se lo dijo a Concha, Concha movió unos contactos y a los dos días me dice que hay más de 150 gafas esperándome en El Buscón.

Cuando me acerco a por ellas Pedro, me ofrece un carro para poder transportar todo ese material, a mitad del camino a casa el transporte falla y me convierto en el hombre gafa, logro llegar a buen puerto y a los dos días las llevo al hospital en un maletón, con ruedas, por supuesto.

Hace unos días Cristina contacta conmigo para decirme si se necesitan más anteojos, ya que Concha está dispuesta a seguir nutriendo a África de gafas y de paso me recuerda que hay más antiparras esperándome en la Aso.

Cuando hablo con Pedro y le agradezco el carro para el traslado, me dice que en primavera del 2022 se cumplen los 45 años de la inauguración de El Buscón y hablamos sobre hacer algo un posible evento cultural en la librería o en la Aso.

Mientras tanto desde el chat que seguimos los que estuvimos en el evento, no han dejado de llegar enlaces a Conciertos y todo tipo de eventos culturales. La rueda se ha ido haciendo grande.

Según me cuentan todo partió de una idea de Miguel, que propuso María en la Junta de la Aso. De ahí se organizó un grupo motor compuesto por Miguel, María, Esther, que no Ruth, como equivocadamente había escrito en un artículo anterior, y Cristina. María se encargó de contactar con unos y otros, sacar poemas de debajo de las piedras, autores debajo del asfalto y muchas cosas más junto con la colaboración del resto de ese grupo motor.

Mientras tanto Maribel ya tiene libro en la calle, tal como se anunció en el evento, en él recopila ese “Teatro Breve y Social”, que ha mostrado durante años en los locales de la Aso y en algunos otros.

El libro, con ese título está a la venta en El Buscón. Enhorabuena Maribel.

Yo, con permiso de la librería, tendré en pocos días mi libro, también de teatro breve: Femenino Plural.

Ese eje motor primario María, Miguel, Cristina, Esther, ha dado paso a la solidaridad vecinal con el tema de las gafas, también desde el chat creado para los participantes, se sigue manteniendo encendida la llama cultural y dan pie para mandar enlaces de distintos eventos cómo conciertos, etc.

Hablaba el otro día con mi hija de este hecho cultural promovido por y desde la Aso y los asemejó simbólicamente a una obra de Federico. Este hecho fue; cómo si el evento poético hubiera sido Pepe el Romano y la capital las distintas hijas de Bernarda. Desde la represión ejercida por ella a cada una de las partes de ese todo familiar, donde al escuchar los cascos del caballo paseando en las noches por las calles del pueblo, con Pepe el Romano en su montura, avivara sentires, pasiones, emociones, deseos, fuego, ilusión, esperanza. El evento y su eje motor fue el caballo que todos llevamos dentro y que nos hace recordar otros versos de Rafael que musicó Paco.

El evento sirvió para que la cultura cabalgara de nuevo.

Por tanto, solo decir: ¡a cabalgar, a cabalgar!

Feliz verano y a no dejar de cabalgar.

Dejar una respuesta