Un año más hemos acompañado al pueblo saharaui ante el Ministerio de Asuntos Exteriores para pedir al gobierno español que cumpla con su responsabilidad de devolver la colonia española del Sahara Occidental al pueblo saharaui. De todo el continente africano es el único territorio colonial que no ha podido convertirse en una nación independiente por culpa de un 14 de Noviembre de 1975, cuando se firmaron los Acuerdos Tripartitos de Madrid, por los que España vendió el Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania.

Han pasado 45 años de aquella fatídica fecha y el pueblo saharaui ha estado esperando la resolución del conflicto de una forma pacífica. Pero este año no ha sido un año más en la lucha por su independencia, ya que durante el acto han llegado noticias desde los Campamentos de Refugiados de Tindouf, donde tiene la sede el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática, que el ejército saharaui está movilizándose. Han llamado a filas a todos los jóvenes saharauis que viven en los Campamentos de Refugiados para unirse al ejército en la lucha contra Marruecos (con un entrenamiento de 10 días).

Este comunicado me ha producido una enorme tristeza. Sin embargo, los jóvenes saharauis presentes en la concentración estaban eufóricos. El pueblo saharaui está harto de esperar la resolución del conflicto por la vía política. Esto lo hemos ido constatando año tras año, y ya no quieren esperar más. Y Marruecos, al desplegar militares en la zona de Guerguerat, ha encendido la chispa para que el Frente Polisario pueda declarar la guerra a Marruecos. La suerte está echada. David contra Goliat.

Este 14 de Noviembre de 2020, que ha amanecido gris y lluvioso, se ha convertido en un día aún más gris si cabe, tras la triste noticia de la declaración de guerra.

Ojalá que España y las Naciones Unidas no abandonen a su suerte al pueblo saharaui. Con esa esperanza volvemos a casa.

Dejar una respuesta