Ismail, integrante del colectivo ex menas, cruzó la frontera siendo adolescente. Los siguientes años los pasó en siete centros de acogida. Tras años de sufrir el racismo institucional, hoy trabaja como mediador social y es muy consciente de la desprotección en la que viven estos chicos y chicas criminalizados por medios de comunicación y partidos políticos. Leer más…

Dejar una respuesta